lunes, 2 de septiembre de 2013

Reloj, no marques las horas...



La imagen la encontré a la vera de la iglesia de San Félix, en Nigrán, pocas horas antes del final de mis vacaciones. A medias entre la broma y la metafísica gallega, Joaquín Aguiar, relojero del Excelentísimo Ayuntamiento de Vigo, era, seguramente, un poeta.

2 comentarios:

  1. Bonito. No la conocía pero da para un buen cuento o una anécdota dentro de uno.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar