miércoles, 1 de julio de 2009

Arte y Zoología





Será que los dibujos me parecen buenísimos o que ya queda poco para las vacaciones, pero lo único que se me ocurre es el siguiente acertijo. Adivina, adivinanza: Uno de estos dos dibujos pertenece a mi hijo Tomás (7 años) y el otro a mi sobrina y ahijada María (5 años). ¿Quién es el autor de cada uno de ellos? El ganador (o ganadora) obtendrá un playmobil descabezado por un mordisco de dinosaurio que le será enviado por MRW, compañía de mensajería que permite un envío al mes gratis a todas las familias numerosas de España.

9 comentarios:

  1. El primero es de María y el segundo de Tomás. Lo digo porque mis hijas ¿todas mujeres? nunca han pintado dinosaurios, para mayor pesar de Bibiana...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy con Juan Antonio, el dinosaurio de tu hijo y el pajarito de María.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, AnaCó y Juan Antonio, acierto para los dos. Lamentablemente no tengo premio para vosotros, al haber sido éste devorado por el dinosaurio.

    ResponderEliminar
  4. Perdón, pero si se cliquea en la imagen se observa claramente en el primer dibujo que está escrito "María 5 años". Quizás peco de inocente y ya todos lo habían observado (pero como hicieron esas deducciones...)

    ResponderEliminar
  5. jaja,
    y yo que pensé que los dibujos eran tuyos (como pasa con los picasos pero a la inversa), y me dije, qué buenos, a este hombre le deben gustar los animales y el humor.
    Hallé tu blog por azar. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Pues no había visto la firma de María, es pura psicología de género, tan en boga.

    ResponderEliminar
  7. Dibujos imposibles para un adulto. Cuando crecemos adquirimos evidentemente nuevas capacidades, pero... y las que perdemos? ¿capacidad de asombro? ¿necesidad de comunicación?... creo que los padres tenemos que enseñar a nuestros hijos a crecer, pero también a no perder las fantásticas capacidades que tienen. Y eso cuesta. Un padre no debía nunca dejar de ser niño. Mis hijos me enseñan contínuamente coss nueva...

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Yuria, por tu comentario. Es verad, son demasiado buenos los dibujos para ser míos porque, como dice Álvaro muy bien, son imposibles para un adulto. Y, en efecto, perdemos capacidades cuando crecemos. Ése es un tema que le preocupa mucho a los poetas y, supongo, a los artistas en general.
    AnaCó, por último, me parece que sugiere una de mis intenciones ocultas en esta entrada, que es justamente la de que hay una distinción natural entre los niños y las niñas, distinción de sexo (que no de género), aunque luego, por supuesto, haya niñas que dibujen dinosaurios con toda naturalidad y niños que se esmeren con las aves.

    ResponderEliminar